Ejercicio físico y aprendizaje

24 marzo 2014 / Categoría: Ejercicio físico, Noticias  0 comments

La incorporación del ejercicio y el movimiento en el colegio hace que los niños estén menos inquietos y más enfocados hacia el aprendizaje. La mejora del comportamiento y la disminución de los desafíos de gestión son unos de los beneficios obvios que resultan de incorporar actividades físicas en el kit de herramientas del profesor. A medida que la investigación continúa explorando cómo el ejercicio facilita la buena disposición y la habilidad del cerebro para aprender y retener información, se recomiendan varias estrategias para poner en marcha  con los niños y para potenciar el cuerpo y la salud mental de los profesores.

Se está comprobando que el ejercicio tiene un impacto fisiológico  y en el desarrollo del cerebro de los niños. Se destaca el aumento del aporte de oxígeno al cerebro, que puede ser que mejore su habilidad de aprender, alteración de los neurotransmisores, cambios estructurales del sistema nervioso central.

Hay estudios que sugieren que el ejercicio físico regular aporta salud al desarrollo de los niños mejorando la memoria, la concentración y una perspectiva positiva. Por ejemplo, se ha descubierto que niños que tienen la oportunidad de correr 15-45 min. antes de ir al colegio están menos distraídos y más atentos en clase. El efecto positivo dura entre dos y cuatro horas.

La relación entre el aprendizaje y el ejercicio parece ser especialmente fuerte en los alumnos de la primaria. Con  estos hallazgos sobre la mesa, recortar educación física con el objeto de mejorar el rendimiento académico parece a todas luces contraproducente.

 

Bombea el cerebro con ejercicio regular.

 

En realidad el gran beneficiado de hacer ejercicio es el cerebro, y no el cuerpo. Tiene consecuencias positivas en el humor, la vitalidad, el grado de alerta y la sensación de bienestar

La incorporación del movimiento y el ejercicio físico diario en la escuela favorece el aprendizaje del alumno de distintas formas:

Empieza el día con movimiento

Muchos profesores que conocemos comienzan el trabajo diario en la escuela con ejercicios como  saltos de tijeras, cruzado de brazos y estiramientos.

Intensifica la atención durante y entre las clases

La incorporación de ejercicios cortos o descansos con estiramientos entre las sesiones reagudiza el foco de los niños en el aprendizaje. Mantiene la atención en el aprendizaje y ayuda a que los contenidos se recuerden durante más tiempo.

La técnica de la bola de nieve: consiste en escribir en una hoja  preguntas en un test. A continuación la arruga y la lanza a un alumno. Éste la desarruga, lee el contenido, responde las preguntas, la vuelve a arrugar y a su vez la lanza de nuevo. Este es un buen método para llegar a los chicos

Implica los sentidos.

Nuestro cerebro recibe inputs de naturaleza visual, táctil, olfativa  y de audición y nos permite relacionarnos con el resto del mundo. La incorporación de actividades que requieran estos sentidos pueden hacer que el aprendizaje se pueda memorizar mejor.

Las experiencias sensoriales son un aspecto muy importante en el proceso del aprendizaje.

La caja misteriosa: es una actividad que añade la experiencia táctil y olfativa en el aprendizaje. Y va acompañada en este caso del poder de la música y el movimiento para reforzar los que los alumnos están aprendiendo acompañada de una canción con palmas.

Haz juegos

Dar clase con juegos activos fortalece la atención y la memoria.

Por ejemplo deletrear palabras de forma corporal, por ejemplo formando palabras utilizando el cuerpo para adoptar la morfología de las letras.

Fuente: Edutopia

 

Lluca Salvo

lluca.salvo@es-coachingeducativo.es

 

¿Qué tipo de actividad física utiliza en sus clases? Esperamos sus comentarios.

 



Deja un comentario

LEGAL

© 2019 es-coachingeducativo.es. Todos los derechos reservados.
Diseño y realización web: Jesús Sanz & Wanagu ed..