El criterio es una clave

26 marzo 2015 / Categoría: Aprendizaje, Arte, libros, Noticias  2 comments

Es esperanzador que haya tanta inquietud por mejorar la educación, nos estamos dando cuenta de que el sistema educativo necesita adecuarse a los nuevos tiempos; y somos conscientes de que hay mucho por mejorar ya que educamos la sociedad del mañana.

Cada cual expone su punto de vista. Aumentar la participación activa  y colaborativa (parece que en esto vamos por buen camino) y la  motivación intrínseca del alumno, hacer del profesor un mediador que facilite el flujo del conocimiento, transformar las aulas rígidas en espacios de intercambios, donde el soporte audiovisual adquiera gran protagonismo; aumentar considerablemente los contenidos artísticos… Todas estas propuestas son metodologías cuyo fin último es enseñar a vivir en paz en este planeta que tan regularmente estamos gestionando.

Ahora bien, ¿qué es lo que hay que enseñar?

Entre otras cosas, criterio, para formar personas equilibradas y seguras de sí mismas.

¿Se han dado cuenta de que hay cursos, talleres y clases para todo? Exagerando un poco, pronto llegará el curso acelerado para enseñar a los niños a montar en bici, si es que no existe ya 🙂

Llueven los “rankings”, los decálogos para todo: para ser feliz, para limpiar la nevera, educar a los hijos, hacer una presentación… Nos fiamos al criterio de los demás (ahora llamados “gurús”), que a nuestros ojos suelen saber más que nosotros.

Así se va nutriendo la sociedad, necesitamos que nos digan lo que tenemos que hacer para ser mejor personas, conseguir el trabajo soñado, el marido ideal, los hijos fuera de serie…

¿Para qué pensar y digerir si otros lo hacen por nosotros?

El ensayo y error se deja para los valientes y preferimos delegar en los demás para que nos den las cosas hechas, mascadas y saboreadas. Aunque bien es verdad  que para llegar a comprender cualquier materia es necesario analizarla y estudiarla. Y partir de cero tendría poco sentido.

La información está globalizada, y necesitamos filtros para cribarla, tener foco y no perdernos en ella.

Por supuesto que la perspectiva de los demás enriquece porque nos permite contemplar otros puntos de vista, lo que es importante  es conocer los parámetros que nos ayudan a decidir si la fuente es fiable, interesante.

Lo paradójico es que quienes crean tendencia nos dicen que es vital ser genuinamente auténtico para lograr la felicidad. Y en este arte es necesario poseer un criterio propio.

Ahora la pregunta obvia: ¿cómo se enseña a tener criterio? ¿leyendo mucho? Las campañas de iniciación a la lectura defienden que es la panacea porque ayuda a pensar, comprender, a adquirir conocimientos y a muchas más cosas. Y es cierto, Tengamos también presente que se trata de transmisión de conocimientos.

Sería interesante combinar la lectura con otras tareas como hacer críticas constructivas, buscar contraargumentos, completar temas aparecidos en la lectura. Buscar la lógica interna en el relato, en las ilustraciones, avanzar  expectativas.

 

Proponemos una actividad basada en el libro “Juego de pistas en Volubilis”.

Se trata de un libro de gran formato y un título y literatura cuidada y sugerente;  portada estética. Las ilustraciones son preciosas y detalladas, con mucho juego de espacios y estética equilibrada. Es una casa descrita visualmente desde diferentes perspectivas. Aquí se puede introducir aspectos de arquitectura y estética.

Sigue una intrigante secuenciación de pistas encadenadas, siguiendo una lógica.

Se puede indagar sobre Volubilis: su enclave geográfico, sus ruinas, su  historia… Se podría preguntar a los alumnos cómo introducir contrasentidos en un texto, o anacronismos dentro de la cultura romana,  o en la asiática. Revisar geografía. O incitarles a que aventuren cómo se puede desarrollar la pista siguiente, cómo creen que va a encontrar la protagonista la clave a través de la inducción/ deducción prestando atención a la ilustración correspondiente.

Las ilustraciones son ricas en alusiones a distintas temáticas: instrumentos musicales, un gong (cultura asiática); las familias de instrumentos y sus sonidos, Cada pista tiene una rima ( lengua española)  Se describen deducciones e inducciones.

Podemos pedirles a los alumnos que piensen si seria factible y en qué grado dentro de una escala  encontrar un destornillador en la cocina y por qué. O un león, una vaca, un pañal…

Finalmente las pistas conducen a un secreto jardín.

Dividiendo la clase a la mitad, por equipos, parejas; por cursos.

¡La innovación educativa al poder!

 

Lluca Salvo

(lluca.salvo@es-coachingeducativo.es)



2 responses on “El criterio es una clave

  1. Pascale dice:

    Muy buen artículo. Estamos en el camino del cambio de la forma de enseñar, basada actualmente principalmente en la memorización de contenidos. En mi caso, en el colegio e instituto, me hicieron aprender que sólo existia una verdad, una definición de las cosas. Y sólo al llegar a la universidad donde aprendes pensamientos y definiciones del mismo tema pero desde perspectivas de distintos autores, no vi el conocimiento teórico como el pensamiento meditado de personas plasmado en papel.
    Ojalá este cambio que indicas llegue lo suficientemene rápido para que le toque a mis hijos…

  2. Veronica dice:

    Excellente artículo. Es cierto que la educación académica juega un papel fundamental en el desarrollo de los niños. Y ya que le dedican tanto tiempo es nuestra responsabilidad que sea los mas “útil” posible teniendo claro los objetivos que se quieren lograr. Μe encanta esta propuesta concreta con el libro de juego de pistas que permite compaginar la lectura con el aprendizaje de otros conceptos. Muchas gracias y espero que pronto habrá más artículos.

Deja un comentario

LEGAL

© 2019 es-coachingeducativo.es. Todos los derechos reservados.
Diseño y realización web: Jesús Sanz & Wanagu ed..