Prisas, educación, ¿qué hago yo?

27 abril 2016 / Categoría: Educación, Noticias  0 comments

Todos buscamos pistas, indicios para construir la educación del futuro. Estamos viendo que lo que hay no está resultando muy útil hoy en día.

Partiendo del “yo soy yo y  mis circunstancias”, de Ortega y Gasset, hemos dilucidado que es necesario “darle una vuelta” a cómo y qué se enseña en las aulas. Y hemos ido cargando al profesorado con tareas que ya no se hacen en las casas. Como normas de conducta social ( ser educado, pensar en los demás, reflexionar sobre lo que nos ocurre), dar importancia al valor del aburrimiento en sí mismo, el seguir intentando lo que se nos resiste…

Las prisas nos impiden pararnos mucho en las cosas, y menos aún en asuntos que no aboquen a un resultado inmediato favorable. Necesitamos resultados rápidos que sean positivos.  Hará unos quince años que  proliferaron los juguetes interactivos que desarrollaran las  potencialidades de los niños: estímulos aparejados de resultados: Aprieto el botón- me contesta una voz: son las cinco, me duele el pecho, ¿quieres ser mi amiga?, inténtalo otra vez.

Los niños ahora desde pequeños  reciben constantemente respuestas a sus acciones, con tablets, Xbox, wii, juegos on-line. Es una retroalimentación constante que no da pie al aburrimiento, al pararse a pensar, a desconectar… Aquí podríamos tocar el tema de las asignaturas de historia y filosofía que al parecer tanto estorban en los programas de la ESO y el Bachillerato… Les proponemos la lectura de este artículo que versa sobre la importancia de estas materias.

¿Quién no ha declinado  ayuda de un hijo en una tarea porque nos retrasaría sobre el plan previsto?

Prisa, prisa. Prisa en el trabajo, en casa, en la escuela. Horarios ajustados al milímetros. Contenidos, contenidos.

Contenidos en la prensa diaria, en los guasaps, en las redes sociales. Todos apuntan sus ideas. Las leemos muchas veces con prisas. Decidimos si tienen razón o no en cuestión de segundos. Y saltamos al siguiente asunto. Recuerda al peloteo en el ping-pong: sí, no, sí, no. Esta me la guardo para luego, que me pilla el toro. Ahora en lugar de correr para atrapar el tiempo, parece que corremos para que no nos pille él.

Sería muy interesante que cada cual pensáramos qué podemos hacer nosotros, a nuestro alrededor. Pensar y actuar. Tomar las riendas. Este es un asunto demasiado importante como para fiarlo todo a los centros educativos. Este tema está en el tejado de todos.

 

Lluca Salvo

(lluca.salvo@coachingeducativo.es

 

 



Deja un comentario

LEGAL | POLITICA PRIVACIDAD

© 2017 es-coachingeducativo.es. Todos los derechos reservados.
Diseño y realización web: Jesús Sanz & Wanagu ed..